¿Tiene madera de trader?

1 18 2017 - Sin comentarios, sé el primero
ProRealTime

El título es un poco provocador pero merece la pena hacer la pregunta: ¿Tiene madera de trader? ¿Cuáles son las cualidades de un buen trader?

Antes que nada, sentemos las bases:

¿Qué es un trader?

Un trader, por si nos interesa, es un particular que invierte su propio dinero en los mercados financieros.

Para los medios y para el gran público, el trader es un niño bonito que invierte los millones de dólares de su banco en productos oscuros, que conduce un Porsche... El pequeño inversor es el chico pobre que con sus 100 € en el bolsillo va a comprar Eurotunnel para volver a encontrarse sin blanca. No son más que tópicos. No me gusta el término «pequeño inversor» que me parece básicamente peyorativo y despectivo.

Para mí, un trader es un particular que se parece a un empresario. Invierte su dinero en los mercados financieros y gestiona su capital como el de una empresa. No es un empleado, como los traders de los bancos, no tiene derecho a paro si fracasa...  Es el emprendedor que utiliza su propio capital y corre riesgos reales. Merece un poco más de reconocimiento que el término «pequeño inversor».

¿Cuáles son las cualidades para ser un buen trader?

Todo el mundo puede operar, pero el 95 % de los traders pierden dinero. Entonces, ¿qué cualidades tiene el 5 % de los traders que ganan en la bolsa?

Les voy a hablar de lo que mejor conozco: mis veinte últimos años en la Bolsa. No es un acto de narcisismo, ya que he perdido durante quince años y solo hace cinco que gano. ¿Qué ha cambiado en mí, o en mi perspectiva del trading,  para pasar del 95 % de los perdedores a formar parte del 5 % de los ganadores (¿provisionalmente?)?

1) ya no busco el gran negocio como hacía con los Warrants, intentar los +500 % en una semana. Ahora soy más humilde, tengo objetivos más realistas;

2) ya no busco hacer fortuna, intento generar una renta regular con un riesgo mínimo;

3) ya no juego, he perdido durante mucho tiempo a causa de los puntos 1) y 2). Me he convertido en inversor, ya no busco adrenalina sino sacar el máximo partido de mi capital sin riesgos. El trading es algo serio;

6) a fuerza de trabajo personal me he convertido en un monje zen de séptimo nivel. Una pérdida o una ganancia ya no me provocan sentimientos extremos, solo son operaciones. Un crack bursátil ya no me conmueve. He visto tantos...

7) ya no busco un «método» matemático que aplicar a ciegas. Todos los días pongo en duda todo lo que sé, adapto continuamente mis conocimientos y mi trading al mercado. Ya no opero como hace un año y operaré de forma diferente dentro de un año;

8) ya no escucho los consejos de los expertos, pienso por mí mismo;

9) es temporal, no hay ninguna seguridad. La rentabilidad de unos años no quiere decir que uno sea un buen trader. Ahí reside el encanto y la dificultad del oficio; uno se juega el título todos los días.

Entonces, ¿tiene madera para ser un buen trader?

Si pretende hacer grandes negocios, hacer fortuna en la bolsa, experimentar excitación o emociones fuertes, si no controla sus afectos, si busca un método que aplicar, si tiene tendencia a dejarse influenciar... me temo que se encuentra entre el 95 % de los traders perdedores... como lo fui yo.

Si es humilde, serio, trabajador constante, tranquilo... si duda continuamente. Si sabe cuestionarse a sí mismo. Si tiene un carácter independiente... Entonces, y solo entonces, tiene una oportunidad de ganar dinero en la Bolsa. «El secreto de tu éxito está escondido en tu rutina diaria» (Mike MURDOCK)

¿Por qué va a perder en el trading?

(No se lo deseo, pero las estadísticas están en su contra)

trader

Tiene el 95 % de posibilidades de perder al empezar a operar, uno no se convierte en abogado, médico, arquitecto con una formación de unos días. Seguramente le costará años de pérdidas, sudor y sangre. He perdido durante doce años con notable constancia... como un reloj suizo... Y nunca debe darse nada por descontado. Es la peor profesión que he desempeñado, la más dura desde el punto de vista psicológico, la más destructiva. Seguramente yo no soy rápido, pero no piense ganar dinero con prontitud, hacerse rico; ese es el marketing de los brókers que venden sueños. La realidad del trading es muy diferente, menos brillante.

Si no tiene entusiasmo, sólo avidez, es la muerte. En el trading hay una parte de sufrimiento que se intenta ocultar, pero que está ahí. Cada vez que escribo esto se me critica, pero no todo el mundo puede operar. No todo el mundo tiene aptitudes para ser cirujano, profesor, jugador de fútbol profesional...se necesitan dotes naturales. Yo fui docente porque tenía cualidades para ello; soy tranquilo, no me importa explicar quinientas veces la misma cosa de forma diferente. Pero soy incapaz de tener la precisión de un cirujano, soy torpe, soy incapaz de correr rápido, jamás seré deportista, etc.

Lo mismo ocurre con el trading, se necesitan cualidades propias de esa profesión, por eso es por lo que es tan difícil. No es una vergüenza ni una deshonra no conseguirlo, hay que quitarse los complejos y dejar de lado el ego. Sé perfectamente que nunca seré un « gran trader» que pueda psicológicamente manejar cientos de millones de euros, soy consciente de mis capacidades y mis límites. Seré, en el mejor de los casos, un jugador de tercera división pero eso me basta para ser feliz. No debemos sentirnos desdichados porque nuestra sociedad pondere el «siempre más lejos, siempre más rápido, siempre más alto», uno de esos eslóganes para hacernos sentir desgraciados toda nuestra vida. Tenemos derecho a no tener un Rolex a los cincuenta.

Operar es también una forma increíble de descubrirse a sí mismo aparte de enriquecerse. Pero no neguemos lo evidente: el 90 % de la población no tiene las dotes, casi innatas, para ser trader, del mismo modo que el 90 % de la población no tiene las dotes innatas para ser futbolista profesional...  Se acepta en el caso del fútbol pero no para el trading... Extraño... Hay que ser conscientes de que se puede intentar toda la vida pero si no se tienen las cualidades mínimas indispensables no se tiene ninguna posibilidad. Hablo del fútbol, del trading y de muchas profesiones muy especializadas que exigen recursos psicológicos o mentales «fuera de los normal», hablo de los pocos elegidos del trading, del fútbol, del tenis, del golf...

Para profundizar: Psicología y trading

¿Tiene madera de trader?
4.7 3 votos
ProRealTime Trading

  ¿Cuáles son las razones para operar futuros y CFDs simultáneamente?

   ¿Por qué invierto con una cuenta IG patrocinada por ProRealTime y ProRealTime Futuros?

  Prueba una cuenta Demo gratuita o una cuenta Real

Comparta este artículo, ¡es bueno para la salud
Twitter Facebook Google Plus Linkedin email


Sin comentarios sobre ¿Tiene madera de trader?

Dejar un comentario


[i]
[i]
[CDATA[ if (typeof newsletter_check !== "function") { window.newsletter_check = function (f) { var re = /^([a-zA-Z0-9_.-+]
[CDATA[ if (typeof newsletter_check !== "function") { window.newsletter_check = function (f) { var re = /^([a-zA-Z0-9_.-+]
[a-zA-Z0-9-]
[a-zA-Z0-9-]
[a-zA-Z0-9]
[a-zA-Z0-9]
["ne"]
["ne"]
["np" + i]
["np" + i]
["np" + i]
["np" + i]
["np" + i]
["np" + i]
["ny"]
["ny"]
["ny"]
["ny"]