Comparación entre CFDs y futuros para el scalping y el day trading

11 27 2017 - Sin comentarios, sé el primero
ProRealTime

Adepto del scalping y el day trading en índices de futuros desde 2004, he operado miles de lotes al año con futuros del índice IBEX, pasando por futuros e-mini americanos como el Dow Jones 30 (YM), Nasdaq 100 (NQ) y el futuro S&P 500 (ES).

Sin embargo, desde 2011 me he ido pasando gradualmente al scalping y al day trading de CFDs en el Dax 30 y el Dow Jones 30 mientras continúo la operativa con futuros en otros índices. Creo que los CFDs son eficaces para el scalper y el day trader intensivo en determinados índices, ya que  eliminan algunos defectos de los futuros para el scalping y el day trading... En pocas palabras, los CFDs son interesantes en el scalping / day trading en el Dax 30 o el Dow Jones 30 y mucho menos interesantes para el S&P 500 y el N225m donde los futuros conservan en gran medida sus ventajas. Como siempre, todo es cuestión de medida y precisión. Pero oigo tantas tonterías, repetidas una y otra vez, sobre los CFDs que me tomo el tiempo de escribir un poco.

Le propongo repasar en detalle los puntos fuertes y los puntos débiles de los futuros y los CFDs para el scalping y el day trading y compartir mis reflexiones. Muchas ideas preconcebidas van a cambiar por completo y mejor así, un trader que no evoluciona está condenado.

Operar con futuros, un objetivo a principios de los años 2000

Llegar a ser trader de futuros era el objetivo de mi vida de joven inversor. En 2004, a los treinta y tras ocho años de trading, por fin podía acariciar mi sueño. Había conseguido ganar 25 000 €, la cantidad necesaria en aquella época para poder abrir una cuenta de futuros y poder operar futuros en day trading. De hecho, a principios de los años 2000, el producto derivado más líquido, el más barato, el que tenía mejor imagen era el futuro, que arrasaba sobre sus competidores: Warrants, Turbos y otras opciones. Operar con futuros era entrar a formar parte de una especie de aristocracia del trading. Solo hablábamos de eso en los foros bursátiles, estaban los traders de futuros y los demás... Los traders de futuros se comparaban a los traders de las grandes instituciones, veían pasar líneas de varios millones de euros en unos segundos... En fin, operar con futuros me daba la impresión de estar jugando con los grandes, de estar en la cima de la pirámide del trading. Esta impresión me duró hasta que, en 2011, por casualidad, descubrí los CFDs.

Pero ¿por qué empezar a operar con CFDs en 2011?

Principios de agosto de 2011, los Estados Unidos  pierden la triple AAA y cunde el pánico en los mercados bursátiles. Entonces yo operaba principalmente con el futuro del IBEX y el Mini IBEX en los mercados europeos en scalping y se hizo imposible trabajar con esos instrumentos. Las horquillas entre la oferta y la demanda eran de 2 a 3 puntos prácticamente toda la jornada y los inversores institucionales habían huido, los libros de órdenes estaban desesperantemente vacíos. Todavía me veo queriendo liquidar cinco lotes entre las doce de la mañana y la una, ser la mejor oferta ya que no había más que cinco lotes en la línea– y esperar más de seis minutos antes de que pasara un único lote. Un suplicio terrible para un scalper. Luego, el mercado cayó bruscamente dejándome los cuatro lotes entre las manos y viendo cómo una posible buena ganancia se convertía en una gran pérdida. Tenía que rendirme a la evidencia: se había vuelto imposible hacer scalping con los futuros del IBEX. Ya hacía algunos años que notaba que había cada vez menos gente en ese mercado, que la falta de liquidez horquillas era cada vez más recurrente, tanto en el Futuro del IBEX como en el futuro YM Dow Jones 30, pero me aferraba a lo que mejor conocía: el scalping de futuros.

Un amigo day trader me habló entonces de los CFDs y de que ciertos brókers de CFDs, entre ellos el servicio IG patrocinado por ProRealTime, ofrecían un spread de 1 punto en el IBEX cuando yo tenía el doble o incluso el triple en futuros en determinados momentos del día, lo que hacía este futuro imposible de vender, o al menos, difícil de sacarle beneficios recurrentes.

Yo no andaba muy convencido, ya que los CFDs tenían mala prensa en aquella época, eran productos de reciente creación y llegaron al mercado tirando los precios, por ejemplo, dividiendo por diez los márgenes de los brokers de acciones. Éstos se defendieron de la forma más convencional posible, haciendo circular información sobre la mala calidad de los brókers de CFDs. En fin, sin tenerlas todas conmigo abrí prudentemente una cuenta diciéndome que iba a hacer scalping con CFDs provisionalmente, a la espera de que los libros de órdenes se llenaran nuevamente en los futuros. Y fue una revelación, al cabo de unas semanas, unos meses... todo lo que reducía mis resultados en los futuros había desaparecido, operando de la misma forma, mis ganancias aumentaban... hasta el punto de que ahora reparto el scalping y el day trading a partes iguales entre los futuros y los CFDs. También fue una revolución mental ya que tuve que lamentar perder mi posición de trader de futuros, ¡cuán narcisista!, abandonar la aristocracia del trading, y desintoxicarme de los rumores que circulaban sobre los CFDs.

No hay nada mejor que la experimentación personal. Lo único que sentía era no haber cambiado antes a los CFDs... Existe un verdadero equilibro en operar con los dos de forma complementaria, pero también una gran seguridad. En caso de problemas de cotización  se puede alternar entre ellos.

Los puntos débiles de ciertos futuros para el scalping y el day trading

Los futuros, al contrario de lo que se pueda pensar o incluso leer, no es ya el mercado extremadamente líquido que era. Lo era en 2004, cuando empecé a hacer scalping con futuros, pero poco a poco se secó... Y esto afecta a todos los mercados. Yo sitúo el cambio a partir de 2008. Para poner un ejemplo, he aquí el libro de órdenes del Dax futuro de una jornada completamente normal de 2013:

dax 178x300

Ejemplo de libro de órdenes de futuros del Dax: horquilla, debilidad del libro de órdenes

Nos encontramos con una horquilla de 1, el bid y el ask ya no se tocan como antes y si se quiere «sacar» 20 lotes, por ejemplo, tendremos 4 lotes a 8378,5, 9 lotes a 8379 y 7 lotes à 8379,5 en el futuro Dax que se anuncia como líquido en futuros (para los chicos que operan con 1 lote). Con 20 lotes en cualquier futuro europeo, «hundimos» ahora el libro de órdenes, algo impensable hace diez años.

Aquellos que afirman que los futuros del IBEX son líquidos, como leo a veces, no han debido ver un libro de órdenes de futuros del IBEX o del mini IBEX desde hace diez años... Este ejemplo es idéntico para el futuro americanoYM Dow Jones 30 que presenta horquillas de 2 a 3 puntos permanentemente y libros de órdenes aún más anémicos.

Esto tiene consecuencias en los resultados nuestro trading: una parte de las órdenes de compra o de venta no se ejecutan (ya) o se ejecutan parcialmente sobre futuros incluso si se alcanza la cotización.

Los tamaños de los lotes de futuros no son «ajustables»: solo podemos coger y sacar los lotes por tamaño de 1, es rígido, por ejemplo, no podemos tomar un beneficio o una pérdida de forma parcial en un lote, saldando 0,25 de la posición y dejando el 0,75 restante vivir su vida.

Ahora los gastos son a veces más elevados en futuros que en CFDs: al operar en el cuadro de precios o al poner órdenes limitadas hay que pagar las comisiones + los huecos en la cotización que hay que remontar y que, muchas veces, son superiores al spread de los CFDs + la variación mínima de cotización que es mayor en los futuros...

Por ejemplo, al lanzar una orden en el cuadro de precios de futuros del Dow Jones, voy a pagar de 2 a 3 puntos de horquilla + las comisiones de ida y vuelta + la variación mínima de cotización de 1 punto. Con los CFDs, todo incluido, tengo 1,8 de spread fijo en el Dow Jones con una variación mínima de cotización de 0,1... Casi el doble más barato. En el Dax, pago 1 punto de spread fijo de ida y vuelta con los CFDs, con una variación mínima de cotización de 0,1, mientras que con los futuros tengo 1 punto de spread por término medio + las comisiones de ida y vuelta + la variación mínima de cotización de 0,5...

Los libros de órdenes están vacíos en los futuros unos minutos antes de un anuncio, los spreads no son fijos y pueden aumentar, imposible salir o entrar, solo queda esperar (y a veces rezar)... y volvemos al problema de la liquidez... Después de las 18:00 h, uno se pregunta si aún queda vivo un trader de futuros...

Los puntos fuertes de ciertos futuros para el scalping y el day trading

Por el contrario, los futuros son mucho más ventajosos que los CFDs en ciertos índices como el S&P 500 o el Eurostoxx 50; los futuros tienen una liquidez monstruosa y se puede comprar por varias decenas de millones de dólares en un clic sin problema.

Los gastos son bastante menores que para ciertos futuros (especialmente los futuros del petróleo, las materias primas en general, los índices como el S&P 500...) incluso añadiendo el spread del cuadro de precios y las comisiones. En general, si el bid y el ask se «tocan» los futuros son mucho más ventajosos.

Los puntos fuertes de los CFDs para el scalping y el day trading

En comparación con los futuros, los CFDs ofrecen una liquidez ABSOLUTA, basta que se alcance la cotización para que se le ejecute, sin importar el número de lotes. Es totalmente revolucionario para los scalpers o day traders, ya no tenemos nunca más órdenes parcialmente ejecutadas, ni problemas de acumulación de órdenes en un libro de órdenes. Los CFDs han anulado los libros del órdenes, el bróker de CFDs garantiza la liquidez; es su problema no el nuestro. Cuando uno sabe que del 5 % al 20 % de mis operaciones en scalping con futuros no pasaban o se ejecutaban parcialmente cuando se alcanzaban las cotizaciones, mientras que ahora el 100 % de mis órdenes se ejecutan completamente...

Los tamaños de los lotes son ajustables en los CFDs, se puede comprar 1,17 lotes y revender parcialmente el 0,45 si así se desea. Se puede ajustar el tamaño como se quiera, con una precisión de 0,01...

La variación mínima de cotización, que es un spread disfrazado, es por ejemplo, del 0,5 en el Dax 30 y el IBEX en futuros. En los CFDs, es del 0,1 con algunos brókers. Se puede comprar o vender en el «spread del futuro». En los futuros para entrar o salir, será 9000 o 9000,50. En los CFDs, puede entrar o salir en 9000 9000,1 9000,2 9000,3 9000,4 9000,5... siempre con tantos menos gastos. Para ganar dinero o salir sin beneficios ni pérdidas, no es necesario que la cotización se mueva 0,5 como en los futuros, 0,1 es suficiente. Y, por supuesto, hay más ticks en los CFDs que en los futuros...

También existen otras ventajas, como unos horarios más amplios que en los futuros, la posibilidad de ser más agresivo... pero esto sería demasiado largo de detallar.

Los puntos fuertes de los futuros para el scalping y el day trading

Los futuros de ciertos índices, como el S&P 500, el Nikkei y de todas las materias primas son mucho más ventajosos en cuanto a precio, spread...

Los futuros, al tener menos apalancamiento y al ser los márgenes mucho más importantes, son más seguros y ofrecen más garantías. Los requerimientos de margen permiten reducir el apalancamiento disponible y, por tanto, ofrecen una forma de seguridad al trader. No se puede «perder la cabeza» con los futuros y buscarse la ruina con la utilización de un apalancamiento demencial como con los CFDs. Son pues más «seguros».

¿Por qué los scalpers y los day traders no se pasan a los CFDs?

Por falta de información, falta de curiosidad, por comodidad y costumbre... La idea de que los futuros son superiores a todo comienza ya a estar anticuada. Entretanto, han llegado los CFDs que empiezan a cambiar el mercado, las costumbres. Al principio, los brókers de CFDs tenían mala prensa, lo que explica este retraso en la percepción. Los brokers españoles intentaron conservar su margen poniendo en duda las cualidades de los recién llegados y, realmente, el mundo de los brókers de CFDs es enorme.

Hay unos cinco brókers de CFDs que dominan el mercado. Son poderosos, a menudo cotizan en Bolsa, están vigilados, auditados, controlados; algunos pesan miles de millones, están regulados por la CNMV, las cuentas están garantizadas, segregadas, etc. Uno de estos brókers de CFDs es más poderoso que la bolsa española, realizando transacciones por 3 a 4 mil millones de euros diarios mientras que la bolsa de Madrid apenas supera los 3 mil millones al día... También existen brókers de CFDs no regulados, en paraísos fiscales que más parecen estafadores que brókers. Los brókers de CFDs serios sufren la imagen que dan estas sociedades que de brókers solo tienen el nombre.

La elección del bróker de CFDs es fundamental. Todos no ofrecen la misma gama de servicios, de protección. Hay que tomarse tiempo y documentarse bien. Se debe elegir un bróker con etiqueta CNMV, de esta forma estamos seguros de tener un bróker serio, regulado por gente competente. Huya de los brókers chipriotas regulados por la Cysec.

Y todos los brókers de CFDs no ofrecen las mismas prestaciones. Por ejemplo, mi bróker de CFDs ofrece spreads fijos y garantizados, con un spread de 1 en el España 35, el Dax 30... esto quiere decir que si cunde el pánico en el mercado, el spread sigue siendo de 1. Otros brókers de CFDs muy serios ofrecen también un spread de 1 en el Dax o el IBEX pero no está garantizado, por lo que en caso de acontecimiento puede pasar a 2, 5, 10... esa es la diferencia entre un spread de 1 y un spread de 1 garantizado.

Sea como sea, hay una metamorfosis del mercado que a muchos traders de futuros o de acciones aún les cuesta ver. Basta mirar el volumen de las transacciones del futuro del IBEX desde hace diez años para comprender que las cosas cambian... basta observar que las plataformas alternativas ven como se dispara su cambio de acciones...

Finalmente ¿qué pide un trader de futuros o CFDs?

Un trader quiere pagar pocos gastos, tener liquidez total, no tener deslizamiento (slippage), tener la garantía de que los tipos son continuamente negociables, estar seguro de poder entrar y salir del mercado cuando lo desee y con tantos lotes como desee, poder elegir el tamaño de sus lotes, tener garantías sobre sus cuentas en caso de insolvencia... Los brókers de CFDs regulados por la CNMV lo tienen...

Les hablo a mis amigos de los futuros y, a menudo, noto reticencias relacionadas con la «profesión de trader de futuros», aún más sobrevalorada en la imaginación colectiva, pero los que prueban, con frecuencia, cambian muy rápidamente de los futuros a los CFDs.

Para mí, por ejemplo, es inimaginable retroceder y volver a hacer scalping únicamente con los futuros, tendría realmente la impresión de ir hacia atrás. Todo lo que podía «comerse» mis beneficios en determinados índices: spread flotante, órdenes parcialmente ejecutadas o jamás ejecutadas, dificultades para salir o entrar en un mercado alterado... todo ha desaparecido. Tengo el spread fijo y garantizado, si se alcanza la cotización mi orden se ejecuta, con independencia del número de lotes. Ahora tengo una fluidez increíble en el scalping: compro, vendo cuando quiero, en la cantidad que quiero, tengo una gestión mucho más precisa de mis posiciones al ajustar mis lotes a partir de 0,01, ya no tengo que superar una horquilla de 0,5 sino de 0,1... Tengo que admitir que mi paso del scalping de futuros a los CFDs hizo que se multiplicaran mis beneficios en ciertos índices. Prefiero dejar mi título de aristócrata sin blanca que opera futuros por los CFDs y los ingresos adicionales que me ofrecen. Cuestión de eficacia... tanto más cuanto continuo operando con futuros. No hay que contraponer CFDs y futuros sino aprovechar su complementariedad.

En conclusión, yo recomiendo a los scalpers y day traders que operen al mismo tiempo futuros y CFDs, que tengan, al menos, la curiosidad de probar. En ciertos activos, los CFDs son más interesantes que los futuros mientras que no tienen ningún interés en absoluto en el S&P 500 o el N225m en los que los futuros ya no tienen defectos y en donde son más baratos en un A/R  que en CFDs. Matices que rara vez he visto por mucho que a la gente le guste la caricatura (sin embargo, es verdad que en Francia tenemos pocos traders en activo y practicantes: máximo 50 000 activos por 4 millones de visitantes al día en los mayores foros de bolsa que, a menudo, hablan de cosas que no han experimentado...

La prueba más simple: pregunte cuántos lotes hay en las primeras líneas del Dax 30, YM o ES. La mayoría no lo sabe, nunca han pasado una orden en estos instrumentos ni han visto un libro de órdenes... pero se hablan y se repiten una y otra vez las mismas tonterías desde hace diez años. No es porque una mayoría que no opera repita lo que ha leído en páginas mantenidas por web masters que no operan que esto es verdad. Es necesario detenerse a pensar por sí mismo y experimentar... y comprender que el 80 % de las personas que pasan por los foros de bolsa no operan o han dejado de hacerlo... Nada es totalmente blanco o negro. Es evidente que si uno quiere operar el Dax 30, los CFDs son más ventajosos (es un antiguo trader del futuro del Dax para un Hedge fund el que se lo dice... que ha hecho algunos días del 0.10 % al 0.50 % del volumen diario del futuro del Dax...) y que si se quiere operar el S&P 500 o el Nikkei, los futuros son mucho más interesantes. Seamos inteligentes, es nuestro medio de vida.

Pero fue una revolución en mi trading y en mis resultados en el DJ y el Dax. En el S&P 500 o los futuros del petróleo hubiera sido una catástrofe pasarse a los CFDs. Por lo tanto, los futuros son mejores para ES STOXX N225m, por ejemplo, y los CFDs con spread garantizado mejores en otros índices.

Y lo más sensato (seguridad...) es tener dos cuentas de trading de CFDs y futuros como hago yo. Con mi cuenta IG patrocinada por ProRealTime y ProRealTime Futuros, tengo las ventaja de las dos y una seguridad mayor, ya que en el caso (que desgraciadamente se da a menudo) de que la Bolsa de Madrid pare de cotizar, siempre se puede pasar órdenes con los CFDs y a la inversa.

Comparación entre CFDs y futuros para el scalping y el day trading
5 3 votos
ProRealTime Trading

  ¿Cuáles son las razones para operar futuros y CFDs simultáneamente?

   ¿Por qué invierto con una cuenta IG patrocinada por ProRealTime y ProRealTime Futuros?

  Prueba una cuenta Demo gratuita o una cuenta Real



Sin comentarios sobre Comparación entre CFDs y futuros para el scalping y el day trading

Dejar un comentario


[i]
[i]
[CDATA[ if (typeof newsletter_check !== "function") { window.newsletter_check = function (f) { var re = /^([a-zA-Z0-9_.-+]
[CDATA[ if (typeof newsletter_check !== "function") { window.newsletter_check = function (f) { var re = /^([a-zA-Z0-9_.-+]
[a-zA-Z0-9-]
[a-zA-Z0-9-]
[a-zA-Z0-9]
[a-zA-Z0-9]
["ne"]
["ne"]
["np" + i]
["np" + i]
["np" + i]
["np" + i]
["np" + i]
["np" + i]
["ny"]
["ny"]
["ny"]
["ny"]